Actualización

novedades

 

8-02-05

Taizé Valencia

SEMANA

Oración 2005

SINTESIS

crónica

LA COMISIÓN

*Documentos

Encuentro

6-7 Octubre2004

 ORACIÓN DE LAS MUJERES(1-2)

In English

Principal

VÍA CRUCIS

2004

Unidos en la muerte de Cristo

 

TEMPLO ECUMÉNICO

SANTA SEDE

 CATÓLICOS ORIENTALES
 
Ecumene en Europa

ORACIONES

Valencia Ecuménica

TRINIDAD  2004
 
    Noticias      Calendario

Artículos
Documentos

IGLESIA-EUROPA

Money Amulet

Enlaces

 Iconos 

Otras Iglesias en España 

Otras Diócesis

*FORMACIÓN

 

  

 

 

 

 

 

El ministerio del obispo de Roma, en un simposio convocado por el Consejo Pontificio para la Promoción de la Unidad de los Cristianos.

Ver también: 22-Febrero 2004

CIUDAD DEL VATICANO, 27 mayo 2003 (ZENIT.org).- Del 21 al 24 de mayo teólogos católicos y ortodoxos enmarcaron los puntos fundamentales sobre la decisiva cuestión el ministerio del obispo de Roma, en un simposio convocado por el Consejo Pontificio para la Promoción de la Unidad de los Cristianos.

Con esta iniciativa, su presidente, el cardenal Walter Kasper, ha querido responder a la petición que Juan Pablo II lanzó en su encíclica «Ut unum sint» a «encontrar una forma de ejercicio del primado, que sin renunciar de ningún modo a lo esencial de su misión, se abra a una situación nueva».

La autoridad del obispo de Roma es una de las cuestiones fundamentales que alejan a ortodoxos y católicos, separados desde el cisma de 1054.

En el encuentro, que sólo tenía un carácter académico, participaron profesores de las Academias de enseñanza de las Iglesias ortodoxas. En particular, enviaron representantes el Patriarcado ecuménico de Constantinopla --entre otros al presidente de la Academia de Atenas--; así como un un representante del Patriarcado de Antioquía, del Patriarcado de Serbia, del Patriarcado de Rumanía, de la Iglesia ortodoxa de Grecia, y de la Iglesia ortodoxa de Bulgaria.

Se había invitado también al Patriarcado ortodoxo de Rusia, pero las personas designadas no pudieron venir a Roma.

Los temas que se debatieron fueron: El fundamento bíblico del primado; El primado en los Padres; El papel del obispo de Roma en los concilios ecuménicos; Debates recientes sobre el primado en relación con el Concilio Vaticano I; Debates recientes sobre el primado entre los teólogos ortodoxos.

Monseñor Eleuterio Fortino, subsecretario del Consejo Pontificio para la Promoción de la Unidad de los Cristianos, en declaraciones a «Radio Vaticano», ha explicado que el clima del encuentro fue «académico», «fraterno», «transparente y caluroso».

«Al no tener que llegar a conclusiones, el simposio era bastante libre, lo que facilitó la discusión sobre los problemas tal y como se plantean tanto en la Iglesia católica, como en la Iglesia ortodoxa», afirma el sacerdote.

Según monseñor Fortino, la aportación principal del encuentro ha sido la «de definir y precisar los problemas».

El tema del ministerio del obispo de Roma está marcado por «una historia hecha también de polémicas, incomprensiones, exageraciones. Me parece que la auténtica aportación ha sido la identificación de los problemas auténticos, tanto sobre el fundamento evangélico del ministerio petrino, como sobre la evolución, crecimiento, y realización de este ministerio en la Iglesia».

En particular, aclara, se estudió la manera en que afrontan la cuestión los Padres de la Iglesia, las definiciones y acción de los Concilios ecuménicos. En este sentido, se dejó espacio para aclarar y profundizar en el significado de la definición del Concilio Vaticano I.

Se trata del primer simposio de estas características celebrado en el Vaticano. «El estudio está abierto y debe continuar no sólo con las Iglesias ortodoxas, sino también con las Antiguas Iglesias de Oriente, con las que se plantea el mismo problema, y creo que sobre todo con las Iglesias provenientes de la Reforma», afirma monseñor Fortino.

«Con ellas la cuestión es mucho más difícil, pues la materia en cuestión es mucho más amplia --añade--: por ejemplo, un tema de fondo es el de la sucesión apostólica y el de la colegialidad episcopal».

Monseñor Fortino explica por último que en la última sesión del encuentro «se habló también de la posibilidad de hacer una publicación conjunta para promover una ulterior reflexión y una divulgación más amplia de la problemática».