Actualización

 

5-8-03

In English

Principal

VÍA CRUCIS

Semana de Oración por la Unidad 2004

TEMPLO ECUMÉNICO

 CATÓLICOS ORIENTALES
 
Ecumene en Europa

ORACIONES

Valencia Ecuménica

LA COMISION

PENTECOSTES  2003
 
    Noticias      Calendario

Artículos
Documentos

IGLESIA-EUROPA

Money Amulet

Enlaces

 Iconos 

Otras Iglesias en España 

Otras Religiones

Otras Diócesis

*FORMACIÓN

*encuentros

  

 

 

 

 

DECLARACIÓN ECUMÉNICA DE

EUROPA CRISTIANA UNIDA

8 de junio 2003

imágenes

En los espacios de la construcción del nuevo Templo y Centro Ecuménico el Salvador tuvo lugar la fiesta ecuménica de Pentecostés de 2003 (8 de junio)

 Como en años anteriores se preparó un documento en forma de declaración que fue leído en los idiomas de las comunidades cristianas presentes: Católicos, ortodoxos, anglicanos y luterananos(EKD)

 TEXTO DE LA DECLARACIÓN ECUMÉNICA

    La conciencia cristiana ha deseado la unión de los pueblos de Europa. Hemos de reconocer que Europa ha sido escenario de guerras, desgarros violentos y enfrentamientos Con el nacimiento de la edad moderna se exaltaron los nacionalismos y quedó troceada la unión cultural del continente. La fe cristiana que unía a los pueblos de Europa no fue suficiente para mantener en paz unos territorios en los que los poderes políticos y la exacerbación de las diferencias, dividieron a la Europa Cristiana. La Pax Romana que permitió un espacio de convivencia e intercambios fecundos cedió ante el deplorable espectáculo de luchas fraticidas en las que millones de personas murieron en los campos de batalla, fueron deportados, o simplemente aniquilados.  Los cristianos no estuvieron a la altura de su misión histórica cuando se dejaron manipular o sufrieron el contagio de los nacionalismos radicales.

            Pero, en el comienzo del Segundo milenio, un gran movimiento de reconciliación y de unión de los pueblos Europeos, ha abierto nuevas esperanzas a la convivencia pacífica.  La unión de la moneda, y de gran parte de las estructuras económicas, políticas y culturales, ha abierto nuevos horizontes de futuro. Los cristianos estamos decididos a aportar nuestra contribución a la unión de Europa.

            Nos preocupa que la unión de las economías y todo cuanto ellas comportan, no vaya a la par, con un desarrollo de los valores que constituyen las raíces de los mejores logros europeos. La inspiración cristiana ha estado presente en la sensibilidad por la justicia, la igualdad, y el respeto a la dignidad del hombre. También puede comprobarse la inspiración cristiana las obras del arte, en la arquitectura, la música, la literatura y las artes plásticas de la pintura y la escultura.

            Es evidente que las revoluciones europeas con radicales y utópicos cambios sociales se inspiraron en principios no cristianos. Por lo demás han provocaron las páginas más negras de la historia de Europa. También es cierto que las Iglesias se sintieron impotentes o aplastadas ante los poderes absolutos o totalitarios.

            Todavía hoy, ciertas corrientes culturales de tradición laicista han dejado a las Iglesias fuera de la escena pública y social. Consideramos que esto no ha sido un bien para las poblaciones europeas y que de cara al futuro debe ser más considerada la presencia cristiana en los proyectos de una unión más estrecha de los Pueblos.

            La aportación de las Iglesias en la nueva Europa precisa de un reconocimiento de la identidad cristiana que corresponde a la mayor parte de sus habitantes. La Carta Europea no puede dejar de mencionar el papel de los cristianos en la futura Europa. No se trata de reprivilegios sino de la presencia en un marco político no confesional,  en donde se reconozcan los hechos mayores de la sociedad y la cultura europeas.

            Como cristianos europeos pedimos este reconocimiento histórico y cultural, con la declaración clara de los derechos de los ciudadanos, como cristianos,  y de las Iglesias,  cuyo objetivo fundamental es contribuir al bienestar de la sociedad.

Junto al Templo Ecuménico el Salvador         

Católicos, Anglicanos, Luteranos, Ortodoxos

8 de Junio 2003  Fiesta de Pentecostés                            En Valencia (España